Inicio » blog » Tips fotográficos

Tips fotográficos

¡Toma nota!

Así como existen diferentes tipos de lunas de miel y destinos para irse de vacaciones, también hay distintas clases de cámara para acompañar a los viajeros, por eso es importante que te sientas cómoda con ésta. Pueden existir diferencias en las imágenes, pero todo depende de la foto que quieras lograr. 
ELIGE BIEN
Dependiendo del destino que elijas, existe una cámara especial. Si vas a caminar mucho, es mejor llevar una más pequeña y liviana como las cámaras compactas.
MEMORIA EXTRA Transversal a cualquier cámara, se necesita una memoria que tenga la capacidad de almacenar la mayor cantidad de fotografías y videos, por lo que dos memorias de 32gb serían una buena alternativa.
LOW BATERY No olviden llevar más de una batería para no perder ningún momento de la luna de miel y recordar para siempre este viaje y sus detalles.
CÁMARA REFLEX Teniendo una cámara reflex, se pueden usar diferentes lentes dependiendo de lo que quieras o necesites y así se obtendrán imágenes de gran calidad mientras se sepa manejar de manera correcta. Existen tres tipos de lentes: gran angular, capacidad de fotografiar un ángulo visual amplio, especial para paisajes. El normal, que corresponde a un 50mm., emula la visión del ojo humano y logra conseguir buenos retratos a una corta distancia. Los teleobjetivos son los especiales para tomar fotografías a largas distancias, muy útiles cuando no existe la posibilidad de acercarse al objeto. Estas ventajas que entrega una reflex, hacen conseguir una mejor fotografía bajo diferentes parámetros que pueden ser baja luz, movimiento, distancia, definición, etc. Pero ¡OJO! Es de mayor peso y volumen que una cámara compacta.
BUEN RESULTADO Ideal es contar con un mini trípode, que no mide más de 15 cm. extendido, el cual permite tomar fotos nocturnas sin que salgan movidas y también ajustar la cámara en disparo con retardo de 10 segundos para que con tu marido se puedan tomar una foto juntos.
COMODIDAD Especial preocupación hay que tener por el bolso en que se transporta la cámara, dependiendo del tamaño de ésta puede ser uno acolchado pequeño o una mochila donde se pueda guardar el cuerpo más 4 o 5 lentes en caso de tenerlos.
CUIDA TU CÁMARA Como consejo: si el destino incluye playa, no está de más pasarle un paño húmedo de microfibra después de usarla, con objeto de quitarle la sal que puede haber quedado. De todas formas, existen cámaras diseñadas para el agua como la Canon PowerShot D30 que se puede sumergir hasta 25mt., soporta impactos de 2mt. en caso de que la cámara se caiga. También está hecha para ser ocupada en temperaturas que van desde los -10ºC y, además, cuenta con sellos que la protegen de la tierra y arena. Si ya tienes tu cámara para usar bajo el agua, recuerda comprar el estuche para sumergirla sin ningún problema y así registrar toda la vida submarina.

OUTLET DeNovios 2019
OUTLET DeNovios 2019