Inicio » Destacados » Las 7 cosas que no debes hacer antes de comprar tu vestido

Las 7 cosas que no debes hacer antes de comprar tu vestido

Es un proceso muy entretenido el buscar referencias en internet y soñar con los diseños, pero, al momento de decidirse por uno, no es fácil. Conoce aquí los errores más comunes de las novias.

Sabemos que desde el día que recibimos el anillo, el vestido de novia se convierte en tu principal preocupación. Es un proceso muy entretenido el buscar referencias en internet y soñar con los diseños, pero, al momento de decidirse por uno, no es fácil. Aquí te contamos las 7 cosas que no debes hacer en el proceso de búsqueda de tu vestido.

1. Olvidarse del presupuesto: uno de los pasos más importantes en la planificación de tu matrimonio, en general, es fijar un presupuesto total. Y después, desglosar el que tendrás para comprarte el vestido para tu gran día. No existe un promedio estimado de cuánto deberías gastar, sino que depende totalmente de cuál sea su presupuesto y cuánto estés dispuesta a pagar. Es el primer paso, porque así llegarás con opciones más acotadas a tu realidad  y no te pasará, que te probarás un vestido que te encante pero que esté muy alejado de tu realidad.

2. No “investigar”: te recomendamos no llegar directamente donde la diseñadora o a las tiendas, sin siquiera haber “investigado” sobre vestidos en internet. Actualmente la tecnología se ha convertido en un gran aliado en el tema de matrimonios, por lo que, tu primer paso debe ser averiguar qué tipo de estilos, telas y diseñadores te gustan. Si encuentras un par de diseñadores que te gustan, revisa sus páginas web para saber en qué rango de precio están. Haciendo un poco de investigación preliminar, sabrás a qué lugar ir directamente y qué buscar cuando llegues.

En nuestra página podrás encontrar distintos diseñadores y estilos, para que puedas investigar. Busca ideas aquí.

3. Cerrarte a un modelo en específico: está bien, todas hemos fantaseado varias veces en cómo nos veríamos cuando estemos en nuestro gran día, cómo sería el vestido y hasta, casi el ramo que usaríamos. Y como te lo decíamos anteriormente, es bueno que tengas un idea de qué es más o menos lo que te gusta pero, tampoco cerrarte 100% a algo así. Muchas veces, se puede ver bien en otras novias, pero en ti no tanto. O el vestido que jamás pensaste en ocupar, puede ser que después de probártelo, te encante. Nuestro consejo es ¡probarte todo! Ni te imaginas cómo cambian los diseños en cada cuerpo. Mantén la mente abierta y permite que te asesoren las diseñadoras o vendedoras de las tiendas, porque por algo están donde están.

4. No calendarizar: quizás en grandes tiendas puedes llegar cualquier día y hora a ver vestidos, pero en los ateliers y con diseñadoras, no. Siempre es necesario que organices una cita previa, para poder ir con el tiempo necesario para que aclares todas tus dudas, te pruebes todos los diseños que quieras y tengas toda la atención puesta en ti.

5. ¡Adiós festín!: antes de ir a comprar tu vestido, o cada vez que vayas a las pruebas con las diseñadores, come algo más sano y ligero. Así evitarás sentirte hinchada, y te aseguramos que te sentirás 100% tu.

¿Quieres empezar un plan de belleza fitness para llegar radiante al matrimonio? Conoce cómo perder calorías y reducir peso aquí, y, los mejores tips para llegar en forma y perder esos kilos de más, acá.

denovios-erroresvestidodenovia

6. Invitar a todo el mundo: es una decisión importante, pero no necesitas invitar a todas tus amigas y familia. Como recomendación escoge solamente a tus amigas más cercanas, tu mamá y hermana, porque mucha gente= muchas opiniones, que lo único que lograrán es confundirte aún más, sobre todo desde el principio del proceso. Considera las opiniones de las personas que realmente te quieren y saben de tus gustos. Si sientes que no tienes tanta confianza con tu suegra pero igual debes integrarla, puedes escoger el vestido y luego hacerla parte de las pruebas, para que se sienta considerada. Así, será tu decisión 100% pero tus seres queridos se sentirán tomados en cuenta en parte del proceso.

7. No organizarte: desde que escoges tu vestido para el gran día, debes tener claro que luego vienen las pruebas de vestido: y son varias, a lo largo de todos los meses antes del matrimonio. Por esto, planifica bien tus citas con la diseñadora porque tienes que tener el tiempo que sea necesario para que quede perfecto. Agenda las visitas los días en que sepas que tendrás pocas cosas que hacer, para así destinarles el tiempo necesario y no tener que andar apurada.

Ahora que ya sabes cuáles son los errores más comunes, puedes empezar por ver las tendencias que vienen para el 2016 en vestidos de novia. Todo lo que se ha visto en las pasarelas de mano de los grandes diseñadores, conócelo aquí.

Con la idea en mente de cuál es la tendencia que más te gusta, puedes vitrinear vestidos aquí. ¿Qué más cómodo?

Feria PlatosyCopas
Feria PlatosyCopas