Inicio » Inspírate » Praga romántica

Praga romántica

Para esos novios románticos no hay nada mejor que vivir un cuento de hadas con una soñada luna de miel en Praga.

La ciudad, de más de un millón de habitantes, es la capital de República Checa y en sus mágicas e infinitas torres acogen a los turistas enamorados. También conocida como La Ciudad Dorada o La Ciudad de las Torres, Praga está envuelta en un ambiente medieval que hace que tanto turistas como sus habitantes se remonten a tiempos pasados. La cultura y el romanticismo están presentes en cada rincón de esta maravillosa urbe declarada como Patrimonio de la Humanidad. Ya saben, si son románticos y su vida es un sueño, no lo duden, ¡éste es su destino!

Qué visitar: el must do es el paseo en barco por Moldava, en un romántico recorrido podrán conocer la ciudad. El Puente de Carlos también es un infaltable, con más de 500 metros de largo, es el monumento más famoso de Praga que une la Ciudad Vieja con Malá Strana. El Reloj Astronómico y la Plaza de la Ciudad Vieja son iconos de esta capital desde la edad media. La Catedral de San Vito y el Castillo de Praga son puntos turísticos que no pueden dejar de visitar de la zona Hradcany. Un recorrido imprescindible dentro del Castillo es el Callejón de Oro, la estrecha calle invita a los recién casados a recorrer cada uno de sus rincones en un romántico paseo. Característico de la Ciudad Nueva, es la Plaza de Wensceslao, la cual ha presenciado muchos de los acontecimientos más recientes de la historia del Corazón de Europa. Los alegres colores verdes de los parques de Praga no pueden dejar de apreciarse, entre los más importantes destaca el Monte Petrin, Isla Kampa y Jardín Vrtba.

5

Hoteles: para hospedarse hay mucha variedad, sin embargo destacan las habitaciones y servicio de Residence Agnes, Golden Well, Aria Hotel, Hotel General y Romantik Hotel U Raka.

Dónde comer: si lo que quieren es una comida rápida, Zvonice es el lugar ideal. La mejor cocina, servicio y vista panorámica a la ciudad, caracterizan a este restorán cercano a la plaza Wensceslao al que los turistas no pueden decir que no. Descubran el sabor renacentista en el Lvi Dvur, famoso por el reconocido plato cochinillo de Praga, éste es un infaltable. Aconsejable también es el Folklore Jardin, el cual ofrece junto a sus platos, espectáculos tradicionales checos. Junto a la mejor cerveza y parrilla, no dejen de aprender de la ciudad, ¡ni siquiera mientras coman!

6

Ingreso: pasaporte.

Idioma: checo, idioma muy diferente al español e inglés, pero si  manejan este último no tendrán problemas.

Moneda: Corona Checa. El mejor cambio es el de las casas de cambio, antes que los bancos, ya que suelen cobrar el 2% de comisión.

Clima: el verano en Praga es muy húmedo, y la temperatura media en agosto es cercana a los 17º C, la ventaja de esta época es el mayor número de horas de sol para hacer las visitas turísticas. Los mejores meses para viajar son mayo y junio, el otoño, si bien llueve bastante, las horas de día y la temperatura media son agradables. En el invierno no es buena fecha para ir, ya que las temperaturas muchas veces descienden de los 0º C.