Inicio » Destacados » Las 10 reglas de oro para comprar tu vestido de novia

Las 10 reglas de oro para comprar tu vestido de novia

Es uno de los momentos más esperados por las novias, pero a la vez, no deja de tener un grado de complicación. Muchas veces entre más diseños vemos, más nos confundimos.

Aquí te entregamos las 10 reglas de oro al momento de comprar tu vestido para que simplifiques el proceso y puedas encontrar el que siempre soñaste.

1. No vayas con muchas personas: puede ser que tu primer instinto sea llevar a todas tus amigas cuando estás en la búsqueda, que te acompañen a las tiendas y a las visitas con las diseñadoras, pero reducir ese número a un pequeño grupo hará que el proceso de compra/diseño sea menos estresante. Más gente=más opiniones, que te podrán generar una sensación de confusión sobre cómo realmente te sientes cuando te estás probando los diferentes estilos. Te recomendamos llevar solamente a tu mamá o a tu mejor amiga. Si sabes que tu futura suegra quiere acompañarte en este proceso, puedes llevarla después de que hayas escogido algún diseño o tengas una idea más clara de lo que quieres.

2. Sé honesta: lo primero de todo es que tengas un presupuesto definido y seas clara al respecto. Asegúrate de que la diseñadora o la tienda a la que irás esté dentro de ese rango, porque independiente de que te estés pagando tú el vestido o tus papás, es importante que tu diseñadora o las vendedoras de la tienda sepan que te ajustas a un presupuesto y así podrán ofrecerte las mejores opciones desde el principio que se acomoden 100% a ti.

¿Estás con presupuesto ajustado? Revisa nuestro catálogo de preciosos vestidos usados aquí. 

3. Acepta ayuda: si vas a comprar tu vestido en una tienda, deja que las vendedoras te asesoren… ¡por algo están ahí! Imagínate la cantidad de vestidos y novias que han conocido, tienen mucha experiencia y saben exactamente qué estilo o forma le quedará mejor a tu figura. Tienes que estar abierta a recibir sus ideas y quizás puede ser que termines con algo que nunca lo pensaste pero que ¡te encante!

4. No lo descartes sin antes probártelo: la mayoría de las novias cuando va donde las diseñadoras o a las tiendas va con una idea “clara” del tipo de vestido que quieren. Pero, aunque no lo creas, un vestido puede lucir muy distinto una vez que te lo pruebas Así que ¡pruébatelos todos! Te aseguramos que servirá para tener nuevas ideas de escotes, espaldas y caídas. ¡Mantén la mente abierta!

Desde la comodidad de tu casa puedes revisar nuestro catálogo de vestidos, para tener inspiración necesaria y encontrar el indicado aquí. Más de 3.000 vestidos y 30 diseños… ¡A vitrinear! 

5. No te guíes por las tallas: las tallas en el mundo de los vestidos de novia son muy distintos a los de la moda tradicional o de la ropa en las grandes tiendas. Por ejemplo, si normalmente eres talla 38 ten en consideración que podrían ser un par de tallas más dependiendo del diseñador o marca de novias. No te preocupes ni te guíes por las tallas, sino por cómo te sientas cuando te pongas el vestido. Si te acomoda o no, qué tan suelto te queda, etc…

6. Escucha tus instintos: no hay ninguna sensación “correcta” o definida de cómo te sentirás al momento de probarte un vestido. Lógicamente si te pruebas uno y al instante no te gusta, pasa al siguiente. Está bien que no te guste aunque a todo el mundo sí. Comprar un vestido de novia es una inversión muy importante, además del que será tu vestido soñado para tu gran día, así que si tienes dudas, no lo compres. Y si te probaste uno que no puedes dejar de pensar en el… ¡lo más probable es que hayas encontrado el indicado!

7. Podrías terminar con uno que nunca pensaste: después de buscar inspiración en internet, puede ser que tengas una idea de qué es lo que quieres, y quizás tengas otras ideas para complementarlo, como cambiarle el escote o agregarle algún tipo de aplicaciones. Como sea… Un montón de novias termina escogiendo un vestido que nunca imaginó usar. Como te dijimos anteriormente, acepta la ayuda de las vendedoras o tu diseñadora.

8. Piensa en los accesorios: es muy probable que quieras agregarle accesorios, pedrería o incrustaciones a tu vestido, porque es una tendencia actual. Pero ten cuidado con esos “agregados” porque tendrán un costo extra, pero que valen la pena si quieres personalizar tu look.

¿Quieres complementar tu look con algún detalle especial? Conoce a nuestros proveedores de accesorios: tocados, coronas, joyas y mucho más, aquí. 

9. Necesitarás modificaciones: al momento de ir a probarte vestidos a una tienda o donde una diseñadora son tallas estándar. El que te pruebes no significa que será con el que camines por el altar… Es más que nada para que te hagas una idea de cómo será y ahí mismo tomarán tus medidas y tendrás que ir posteriormente a más pruebas para ir viendo cómo va quedando. Es importante que seas paciente en este proceso, porque quedará 100% ajustado a tu figura.

10. No tienes por qué “llorar”: cuando finalmente encuentras “el vestido” no es necesario que llores o que estés muy emocionada, como lo muestran las películas. Muchas novias no tienen reacción al momento de encontrarlo, porque están confundidas pero ¡está perfecto! Cada novia reacciona distinto. La reacción que tú tengas será la indicada.

Ahora que ya conoces las 10 reglas de oro, conoce nuestra imperdible guía de cómo comprar tu vestido de novia según tu características físicas como estatura, forma del cuerpo, colores, etc… ¡Toma nota aquí!

Además, revisa nuestro artículo de cómo evitar las 10 preguntas más comunes que recibirás después de comprar tu vestido y cómo enfrentarlas, aquí. ¡Para que mantengas el misterio hasta el final!

Ph: Laure de Sagazan

Regístrate en
DeNovios.cl
¿Te casas? Te ayudamos con la organización de tu matrimonio! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe las mejores ideas, consejos, tendencias y proveedores para un día inolvidable.
Regístrate en
DeNovios.cl
¿Te casas? Te ayudamos con la organización de tu matrimonio! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe las mejores ideas, consejos, tendencias y proveedores para un día inolvidable.