Inicio » Destacados » Cómo perder peso y reducir calorías

Cómo perder peso y reducir calorías

Conoce aquí la forma fácil y efectiva para reducir calorías y no pasar hambre, para bajar esos kilos de más.

Por Nutrición Sin Más 

Sin duda el hambre es una de las consecuencias no deseadas de las dietas basadas en la reducción de calorías. Sabemos que no es un trabajo fácil el hecho de consumir diariamente una cantidad limitada de comida con tal de perder peso, además de que cuando no se hace de forma adecuada, es muy posible que la persona sienta hambre casi todo el día y termine por dejar la dieta.

Es lógico: para perder peso solo hay dos opciones, quemar más calorías o reducir su consumo. Por lo tanto, aumentar la ingesta de calorías es sinónimo de engordar Todo bien hasta aquí…

Sin embargo, saber escoger la fuente de calorías que necesitamos disminuir es importante para lograr bajar de peso de forma sostenida y duradera, además de no pasar el tiempo muriéndose de hambre.

Sigue leyendo y conoce cinco consejos prácticos para conseguir tu propósito.

1. Despídete de las bebidas gaseosas y azucaradas

Los efectos en el cuerpo no son los mismos que producen las calorías líquidas (aquellas que están en las bebidas) que los que causan las calorías sólidas.

El cerebro no puede registrar su ingesta, por lo que no da la orden al organismo de contrarrestarlas por medio de una disminución en el consumo de otras calorías, lo que ocasiona que no lleguemos a sentir saciedad a pesar de beber una gran cantidad de este tipo de líquidos azucarados.

Por lo tanto, tomar bebidas azucaradas es uno de los causantes más grandes del aumento de peso, pues contienen calorías líquidas que vienen en su mayoría del azúcar, la sustancia dulce más mortal.

Una ingesta elevada de azúcar está asociada a mayores probabilidades de padecer obesidad y otras enfermedades. Es por ello que el primer paso es alejarse de las bebidas azucaradas con gas y también de los jugos de fruta.

2. Limita tu consumo de carbohidratos

Otra manera de reducir calorías es disminuir la ingesta de carbohidratos, especialmente los azúcares refinados.

Diversos estudios demuestran que las dietas que son bajas en carbohidratos logran bajar de manera notable el hambre y contribuyen a comer menos calorías durante la jornada.

Es más, hasta ahora se trata del método más eficaz para adelgazar y está comprobado que aportan una reducción entre 2 y 3 veces mayor que las dietas que son bajas en grasas y en calorías.

Sumado a ello, limitar el consumo de carbohidratos ayuda en otros aspectos de la salud, como un riesgo mucho menor de sufrir diabetes, síndrome metabólico y muchos otros padecimientos.

denovios-comoperderpesoyreducircalorias2

3. Consume alimentos ricos en proteína

Una de las sustancias que más contribuyen a la pérdida de peso de manera natural y muy efectiva, son las proteínas.

De acuerdo con numerosos estudios científicos, los alimentos que contienen mucha proteína promueven la disminución del hambre y reducen automáticamente las calorías totales que comes en el día.

Inclusive está comprobado que ingerir un 30% del total de calorías a modo de proteína, da como resultado 411 calorías menos al día.

De igual forma, incrementar la ingesta de proteína sirve también a acelerar el metabolismo, lo que aumenta la quema de estas de 80 a 100, reduce hasta en un 60% los antojos y un 50% las ganas de comer durante la noche.

Por lo que una dieta rica en proteínas contribuye a no recuperar el peso perdido.

denovios-alimentosfitness

4. Ejercítate

Este tip en particular no es para reducir calorías, sino para evitar la pérdida de masa muscular que comúnmente es ocasionada por la reducción de calorías a largo plazo.

Hacer ejercicio, especialmente rutinas con pesas, son un factor primordial para prevenir este efecto no deseado, además de que no permite que el metabolismo se desacelere.

Ejercitarte aporta a tu salud numerosos beneficios como la protección contra diversas enfermedades, además de alargar la esperanza de vida.

5. Toma más agua

Beber suficiente agua a lo largo del día también ayuda a disminuir la cantidad de calorías totales ingeridas, debido a que calma el hambre.

Asimismo, el agua ayuda a aumentar la quema hasta en 96 calorías diarias. Numerosos estudios científicos revelan que tomar medio litro de este líquido con 30 minutos de anticipación a las comidas, contribuye a adelgazar en un 44%.