Inicio » Destacados » ¿Cómo elegir tu vestido de novia?

¿Cómo elegir tu vestido de novia?

A la hora de elegir el vestido de novia, son muchos los factores que hay que considerar: estatura, forma del cuerpo, hombros, caderas, etc...

¡Toma nota!

– Si quieres que tus caderas no sean el foco de atención, usa vestidos que centren las miradas en la parte superior del diseño.
– Si tus brazos te acomplejan, utiliza un vestido con manga larga o tres cuartos con encajes, transparencias o bordados.
– El corte imperio estiliza y alarga, por lo que si eres baja y tus piernas son más bien cortas, no dudes en que éste será el corte perfecto.
– Si tienes hombros anchos, opta por un escote en “V”, y evita el de forma de corazón y el strapless.
– Si tu cuerpo es proporcionado, elige un vestido más ajustado para resaltar las curvas, la sirena es ideal.
– Vestidos con volumen y adornos en las caderas, son los más adecuados para crear curvas en cuerpos de forma rectangular.
– El cuerpo manzana es aquel en que el mayor volumen está en la parte del medio del cuerpo, la cintura no está definida, la zona del estómago es la más voluminosa y las piernas son más finas en relación al resto de la figura. En este caso, el escote corazón es el más adecuado, sin embargo el “V” o “U” también pueden ser opciones.
– Si eres baja y decides usar cola, preocúpate de que ésta sea acorde a tu estatura para que no se vea desproporcional a tu cuerpo.
– El velo largo es aconsejable para las novias que busquen disimular su altura.
– Para quienes tienen la espalda ancha, lo ideal es buscar vestidos con vuelos en el ruedo y evitar diseños drapeados o cualquier otro tipo de decoración en la parte superior. Esto centrará la atención en la parte inferior del diseño.
– Para aquellas novias con busto mediano, el ideal es el cuello halter: alto y amarrado al cuello, que aporta un toque sensual al dejar descubierta la espalda, hombros y brazos.
– El cuello redondo es favorable para la mayoría de las mujeres, más aún para quienes tengan busto de talla grande ya que disimula perfectamente la zona al ser poco profundo.
– Si lo que quieres es darle más volumen al busto, te recomendamos un vestido con escote francés o cuadrado y con corte imperio.
– El cuello alto es perfecto para novias de cuello largo, delgado y con poco busto.
– Si tienes la espalda ancha o busto pequeño, deja un hombro descubierto. El escote asimétrico es ideal para novias con estas características.
– Las novias con poca cadera por lo general no tienen un cuerpo con muchas curvas por lo que deben buscar un diseño que les de volumen: amplios ruedos, faldas péplum, capa sobre capa, etc.
– Si tienes la espalda angosta te recomendamos vestidos que en la parte superior tengan bordados de pedrería, aplicaciones textiles, entre otros, para generar volumen. Además, usa mangas aglobadas, hombreras o tirantes con vuelos.

denovios-expositoresexponovioscasapiedra
– Si tienes muy poco busto los vuelos en el escote son una buena manera de aumentar un par de tallas. Si simplemente quieres realzarlo un poco la pedrería o los tejidos con volúmenes serán tus mejores aliados.
– Los escotes con forma de “V” alargan el cuello, por lo que si eres baja esta opción es mucho más recomendable que un escote de palabra de honor.
– Si tienes una espalda bonita y tienes ganas de resaltarla, existen muchas opciones para ello. Una fila de botones que la atraviese servirá para realzar las curvas, la pedrería puede realzar un lindo bronceado y las espaldas de nadador son perfectas para lucir una espalda tonificada.
– Los vestidos vaporosos son ideales si quieres disimular la guata o los brazos. En este tipo de tejidos, ideales para la primavera, las flores bordadas serán el complemento perfecto.
– Para las mujeres con las piernas cortas y el busto alargado lo más recomendable son las cinturas altas, donde el corte está justo por debajo del pecho. Disimula la desproporción y además da sensación de mayor altura. Para novias embarazadas es el corte ideal.
– Si tienes mucho pecho y quieres disimularlo, no tienes que renunciar a los modelos estampados o con encaje. Basta con reservar los motivos decorativos para la falda. Además, los colores beige o nude disimulan más que el blanco absoluto.

Ahora que ya sabes cómo escoger tu vestido de acuerdo a tu tipo de cuerpo, aprovecha de vitrinear los más de 90 modelos que tenemos en nuestro catálogo online. ¡Descúbrelos aquí!