Inicio » Destacados » Columna: Calzones en fuga

Columna: Calzones en fuga

María Isabel Maturana nos cuenta una entretenida anécdota que le pasó a una de sus amigas novia y recomienda tener ojo con la lencería que escojas para el día de tu matrimonio. ¡Que no te pase a ti!

Les escribe una soltera, y quizás lejana al compromiso matrimonial, pero muy enterada de todas las cosas por las que tienen que pasar las novias.

No quiero decir que las compadezco ni nada de eso, más bien quiero hacerles saber que las entiendo. Quizás porque siempre fui fanática del programa “Novias Neuróticas” o asomé muchas veces la nariz a los cuentos que contaban mis tías de sus amigas. Sé que organizar un matrimonio es complicado, y por lo mismo, las invito a tener ojo en los detalles más chicos como lo puede llegar a ser la elección de calzones para ese esperado día.

La Maca es una amiga de mi tía que se casó cuando era una treintañera: morena, alta, de dientes blancos y mega deportista. Por lo que obviamente aprovechó su esbelta silueta para mandar a hacerse un vestido a medida, realmente ajustado, a crochet. Todo lo que una novia quiere para su matrimonio en la playa.

Cuenta la leyenda que le dijeron que si se iba a poner un vestido tan apretado no podía ponerse colaless, porque existía la posibilidad de que se le marcara. Pensó en no usar calzones, pero cualquier hoyito sería un percance extremo, por lo que optó por ponerse sus calzones blancos favoritos. Lo único que la Maca no pensó fue en la bajada abrupta de peso que significó el estrés pre matrimonial, se le había ido todo el poto que alguna vez tuvo.

Así fue como estando en el altar, dándole la espalda a muchas personas, cada parada y sentada significaba un centímetro menos de calzón. Ella sentía como se le caían de a poco… No había escapatoria. Al estar parada al frente de tus invitados no existe la alternativa de subirte los calzones disimuladamente. Ella apretaba los dientes y trataba de sacar guata para afirmarlos. Pero el intento fue en vano. Sintió cómo de repente se le caían en un 100% sus calzoncitos regalones. Tuvo que comentarle a Juan Francisco (el novio) la situación en la que estaba, a lo que él con el típico humor de hombre le respondió al oído: “Agradece que mi pantalón tiene bolsillos”. Aprovecharon el minuto en que los invitados comulgaban para hacer la jugada. La Maca figuraba agachada desenredando los calzones de los zapatos, los trató de doblar lo mejor que pudo y disimuladamente le dio la mano a Juan con el regalito entre medio. Así fue como los fotógrafos capturaron el momento y quedó evidenciada la sacada de calzones en plena misa. Hay testigos que aseguran haber confirmado las sospechas al ver algo que se asomaba del bolsillo del novio. Pero por su parte la Maca sostiene que fue mejor eso a subirse la ropa interior cada cinco minutos.

¡Que a ti no te pase! Revisa nuestros proveedores de lencería, para que encuentres el indicado para ti y tu vestido, aquí. 

Por mi parte no me queda más que decirles que practiquen el sentarse y pararse con los calzones que tienen pensado usar, para que no experimenten la incómoda situación de quedar sin calzones durante su ceremonia.

María Isabel Maturana 

¿Despedidas de soltera? Lee una de las columnas de María Isabel donde se adentra en el mundo de los vedetos y estas famosas fiestas para despedir la soltería de la futura novia… ¡Para llorar de la risa! “Chiquillas, llegaron los vedetos”, encuéntrala aquí.

Regístrate en
DeNovios.cl
¿Te casas? Te ayudamos con la organización de tu matrimonio! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe las mejores ideas, consejos, tendencias y proveedores para un día inolvidable.
Regístrate en
DeNovios.cl
¿Te casas? Te ayudamos con la organización de tu matrimonio! Suscríbete a nuestro newsletter y recibe las mejores ideas, consejos, tendencias y proveedores para un día inolvidable.